Banco para Motores, guía de compra 2021

Banco de motores

Si tienes un taller mecánico o te dedicas a la reparación de vehículos, nunca podrá faltar en tu equipamiento un banco para armado y desarmado de motores. Esta herramienta te facilitará la tarea de arreglar motores para que lo hagas de una manera más cómoda y sin impedimento alguno. Cuando termines de leer este artículo comprenderás las enormes ventajas de trabajar con un adecuado soporte para motores. 

¿Qué es un banco para motores?

El soporte del motor o banco para motores es una herramienta que se utiliza para sostener un motor, mientras se hacen reparaciones al mismo. Al igual que los polipastos que elevan los motores, los soportes de motor también tienen particularidades para mantenerlo firme, y son adecuados para diferentes límites de carga.

El motor se monta en brazos de montaje ajustables que se encuentran en la parte superior del soporte. La mayoría de los bancos permiten la rotación del motor 360 grados alrededor. Esto permite que el mecánico pueda acceder a todas las partes del motor de manera más convenientemente. 

Banco de Motores Livianos
Banco de Motores livianos

Hay algunos modelos de bancos de motor que permiten cambiar la posición del cabezal de montaje de horizontal a vertical, lo que facilita la localización de las partes del motor de difícil acceso. Para motores específicos existen adaptadores que se anexan a los bancos y permiten un mejor y seguro agarra del motor. De esta manera, cada soporte se adapta a la necesidad y demanda del equipo a reparar.

Los bancos para motores cuentan con un peso de alrededor de los 60 kg, pero pueden resultar aún más pesados. Normalmente tienen una dimensión de 1 mts x ½ mts , pero depende del tamaño total del modelo y para lo que se requiera.

¿Por qué comprar un banco para motores?

El automovilismo es un pasatiempo para algunas personas. Para otras, una pasión inconmensurable. Siempre habrá alguien que con las mejores herramientas, recursos disponibles y mucha paciencia, pueda reconstruir un auto antiguo y convertirlo en una auténtica genialidad.

Cuando se tiene un proyecto de garage, hay que tener en cuenta la amplia variedad de herramientas que existen para tal fin y en la utilidad que pueden brindar cada una de ellas.  No todas tendrán el mismo nivel de utilidad si planeas tenerlas en tu taller para completar aquel proyecto de ese auto clásico que siempre soñaste. 

Si bien es cierto que la carrocería del vehículo suele considerarse la pieza original en una restauración, hay una parte que sin lugar a duda es el alma de la máquina y algo sagrado para los “fierreros” que nunca dejan de hacer alarde de ello. Estamos hablando, ni más ni menos, que del motor.

Existen diversas herramientas para el mantenimiento y armado de motores en general: llaves, grúas, tuercas, máquinas de medición, entre otras. Sin embargo, debes contar con un buen banco para motores, ya que es la herramienta que te facilitará increíblemente el arduo trabajo de armar y reparar cualquier motor que desees. 

Los soportes para armar motores son un marco de aleación de metal muy resistente y duradero, cuyo propósito es sostener el motor para rectificar o armarlo desde cero de manera confiable y eficiente. También cuenta con otras funciones, ya que se pueden tratar cajas y diferenciales de todo tipo con total confianza y comodidad.

Los bancos para motores ofrecen comodidad, versatilidad y seguridad, siendo tres virtudes imprescindibles cuando se trata de la reconstrucción de vehículos. Nunca olvides que el motor es una pieza sumamente delicada y no puede haber margen de error alguno en su armado o reparación.

¿Cómo funciona un banco para armar motores?

Los bancos para el armado de motores tienen una función simple: proporcionar un agarre estacionario o móvil (dependiendo de las necesidades del operador) de un motor para trabajar con él cómodamente y sin impedimentos que pueda resultar en un mal trabajo.

El soporte para motores tiene como base un marco de metal, recubierto normalmente por una pintura tipo esmalte de gran resistencia que no sale fácilmente. El marco está hecho de una aleación de acero de alta resistencia para poder soportar con facilidad el peso de un motor de una tonelada, como mínimo.

 El marco también cuenta con una tolva en la cual se coloca el motor, aunque hay algunos modelos que no la tienen, ya que puede ser opcional dado que el marco tiene unos agarres en sus costados que trabajan en forma de pilar para sostener el motor. Sin embargo, las tolvas se pueden intercambiar y adaptar dependiendo de la forma y el tamaño del motor.

Generalmente el marco puede tener varios puntos de enganche del motor, algunos incluso tienen un pequeño brazo que funciona a modo de grúa para que a través de una cadena se pueda mover. 

Respecto a la movilidad del motor a través del sitio de trabajo, estos bancos especializados traen un juego de ruedas por debajo para mover el soporte junto con el motor de manera eficiente y con la suficiente seguridad de que el marco no se doble o se caiga el motor. Además, permiten rotar al motor en una amplitud de 360°. Cuentan también con una corona que tiene como uso posicionar el motor de manera mucho más cómoda a medida del operador.
En Insumos y Máquinas disponemos de una amplia gama de Mesas de Trabajo y Bancos para Motores. Como verás, con estas herramientas podrás armar y desarmar toda clase de motores, sean chicos, medianos, grandes y de diferentes modelos. Contamos con soportes de alta calidad, durabilidad y con diseños innovadores. Todos nuestros productos se venden con previo asesoramiento y garantía original del fabricante.


(Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.