Compresores de Aire

Tipos y modelos de Compresores de Aire industriales y caseros. Compresores de Aire para todo tipo de Industrias, variando en tamaño, capacidad, voltaje y rendimiento. Los compresores de aire industriales pueden ser a …

Tipos y modelos de Compresores de Aire industriales y caseros. Compresores de Aire para todo tipo de Industrias, variando en tamaño, capacidad, voltaje y rendimiento. Los compresores de aire industriales pueden ser a Tornillo o a Pistón, de variada potencia de acuerdo a la necesidad de los clientes.

Los compresores de uso semi industrial pueden ser axiales pequeños o de mayor capacidad, logran un amplia espectro de trabajos semi industriales y hogareños. Hay compresores de carter seco o libres de aceite para industrias odontológicas o alimenticias que requieren un tipo de aire puro, sin la  ´contaminación´ del aceite en el aire comprimido de los compresores.

En Insumos y Máquinas ofrecemos más de 30 modelos de compresores, dividimos cada elección en su capacidad de trabajo, caudal, tipo y modelo de los Compresores de Aire. Además de la capacidad, ofrecemos marca variadas con años de trayectoria, experiencia comprobada y la garantía que nos abala.
Modelos de Compresores
Modelos: Compresor Axial, Compresor a Tornillo, Compresor Odontológico, Compresor Carter Seco y Compresor a Pistón. Todos los Compresores con garantía oficial, repuestos y servicio técnico. Y sus respectivos Insumos

¿Necesitas comprar un compresor de aire pero aun no tienes suficiente información para elegir el adecuado? En esta guía te contamos cómo funcionan estos aparatos, sus modelos principales, características  y todas las recomendaciones debes tener en cuenta para elegir el mejor compresor de aire que se adapte a tus necesidades.

¿Cómo funcionan los compresores de aire?

Los compresores de aire son herramientas que permiten la generación de energía gracias a la compresión de aire. Esto es posible por el intercambio de energía entre la máquina y el fluido. La sustancia que circula en su interior se convierte en energía de flujo, como consecuencia del trabajo ejercido por el compresor. Así se incrementa en su interior la presión y energía cinética, consiguiendo que fluya.

A diferencia de las bombas, los compresores de aire son máquinas térmicas en las que el fluido de trabajo es comprensible, logrando una modificación apreciable de densidad y temperatura. Este aspecto también los diferencia de los sopladores o ventiladores. 

Dicho de una manera más simple, los compresores son aparatos cuyo fin es utilizar la energía mecánica para transformarla en neumática. Esto lo hace comprimiendo el aire mediante un aumento de presión para luego transportarlo a otra herramienta a través de un tubo o manguera. 

¿Cuáles son las ventajas de usar compresores de aire?

Un compresor de aire es una herramienta polivalente y vital en el arsenal de uso para cualquier técnico de bricolaje o artesano. En el terreno doméstico, se utiliza habitualmente para inflar objetos como una pelota o bicicleta, mientras que en el campo de la industria se emplea para accionar diversas herramientas, como por ejemplo, máquinas neumáticas o incluso arenadoras. También se utilizan en los sistemas de refrigeración o para generar energía eléctrica. 

Son muchas las ventajas que ofrecen los compresores de aire para efectuar las arduas tareas a gran escala en la industria. Principalmente, te ahorra tiempo de trabajo. Las herramientas neumáticas accionadas por este artefacto tienen el poder de completar funciones como rociar, clavar, martillar y lijar en una fracción del tiempo requerido por los movimientos manuales.

A lo anterior, hay que sumar el ahorro de energía física. Si cuentas con un compresor de aire para manejar herramientas que manualmente requieren un intenso esfuerzo físico, estarías evitando cualquier estrés, fatiga o dolor muscular que devienen de los movimientos de presión, golpeo y fregado.  

Además, el uso de un compresor de aire con herramientas adecuadas brindará a tu trabajo el acabado profesional que necesita para que los resultados sean estéticamente agradables. 

Ya sea para trabajar con metales, carpintería, artesanías en general o reparaciones automotrices, los usuarios están sustituyendo las viejas herramientas manuales y eléctricas por opciones más eficientes, menos agotadoras y sustentables. Sin duda, el uso de herramientas neumáticas  nos brinda estas enormes ventajas. 

Tipos de compresores de aire

Actualmente existen en el mercado una gran variedad de modelos de compresores de aire. Cada uno de estos difieren en varios aspectos: utilidad, portabilidad, potencia, capacidad, tamaño y posición del tanque, rendimiento, compresor alternativo o compresor rotativo. 

Hay compresores de aire industriales, semi industriales o para usos domésticos. Los de uso industrial pueden ser compresores de aire a tornillo o a pistón, de variada potencia de acuerdo a las necesidades del usuario. Los de uso semi industrial pueden ser compresores de aire axiales, que a su vez también pueden variar de tamaño y capacidad. Estos modelos logran un amplio espectro de trabajo para fines semi industriales y domésticos. 

Para la industria odontológica o alimenticia, existen los compresores de cárter seco o compresores de aire sin aceite. Este modelo cuenta con la gran ventaja de no tener contaminación en el aire por parte del aceite de los compresores, que si lo tienen los otros modelos. 

¿Cuál compresor de aire es mejor?

Todo dependerá de varios aspectos y fundamentalmente de tus necesidades concretas. Aunque la variedad de opciones de compresores puede ser abrumadora, puedes hacer una mejor selección del compresor ideal respondiendo algunas preguntas importantes. Esto te llevará a descubrir cuál es el mejor compresor de aire que puedes comprar, y que tu inversión sea un acierto. Veamos cada una de estas. 

  1. ¿Para qué utilizarás el compresor de aire?

Los compresores de aire se utilizan para una amplia gama de trabajos, desde inflar neumáticos y accionar herramientas eléctricas, hasta operar una fábrica. La aplicación determinará el tipo de compresor que necesitarás. Veamos algunos ejemplos.

  • Para el manejo de herramientas neumáticas por una sola persona son adecuados los compresores de aire portátiles.
  • Los compresores de aire estacionarios de una etapa se utilizan a menudo en talleres de carpintería, restauración y mantenimiento de automóviles, pequeñas empresas o mantenimiento de instalaciones.
  • Los compresores de aire de dos etapas se recomiendan para talleres de automoción de varias naves, tiendas comerciales ligeras y aplicaciones industriales.
  • Para aplicaciones que requieren volúmenes de aire constantes, y que el compresor funcione permanentemente para mantenerse al día con las herramientas necesarias para el trabajo, se recomiendan los compresores de aire de tornillo rotativo
  • ¿Qué herramientas neumáticas utilizarás?

Algunas herramientas neumáticas requieren más aire que otras. Esto es posible da traés del índice metros cúbicos por minuto (m³/min). Hay varios pasos que se pueden seguir para seleccionar el compresor de aire adecuado en función de sus herramientas.

Primero, encuentre la herramienta que requiere la mayor cantidad de m³/min. Esto le dará al compresor algo de espacio para futuras expansiones o uso de herramientas más pesadas. Si opera más de una herramienta a la vez, sume los requisitos m³/min para cada herramienta. Luego, debes asegurarte de que el compresor elegido ofrezca una salida de metros cúbicos por minuto (m³/min) igual o mayor que el requisito de la ecuación del primer paso.

Por ejemplo, si las herramientas que quiere utilizar individualmente son una llave de impacto con una clasificación de x m³/min, una llave de trinquete con una clasificación de x m³/min y una lijadora de doble acción con una clasificación de x m³/min, entonces el compresor de aire debe tener una clasificación de Xm³/min. 

Si desea usar las tres herramientas al mismo tiempo, el compresor debe tener un índice de pcm de 27 o más, índice que se obtiene sumando los requisitos scfm de las tres herramientas (18) y multiplicando ese número por 1.5.

  • ¿Con qué frecuencia usarás el compresor de aire?

Si piensa hacer un uso regular de la máquina (varias veces a la semana), le convendrá optar por un compresor con un ciclo de trabajo de 50/50, como un compresor portátil de hierro fundido o de contratista.

Para uso comercial o industrial intenso, será recomendable elegir un compresor de aire con un ciclo de trabajo más alto, como compresores de hierro fundido de alto rendimiento, de una etapa, de dos etapas o de tornillo rotativo. Tenga en cuenta que las herramientas neumáticas que requieren un mayor consumo de aire requerirán un compresor más grande para funcionar adecuadamente. Esto debe tenerse en cuenta por encima de todo.

  • ¿Qué tipo de energía tendrás a disposición?

Los compresores portátiles normalmente funcionan en circuitos de 115 voltios y 15 amperios. Los compresores estacionarios de una etapa y algunos compresores portátiles de gran tamaño funcionan con energía monofásica de 230 voltios. Los compresores de aire de dos etapas de 10 hp y más operan sólo con energía trifásica, mientras que los compresores de dos etapas de 5 hp y 7,5 hp están disponibles para energía monofásica y trifásica. Si no hay energía eléctrica disponible, se requiere un compresor de aire a gas.

  • ¿Tienes planes de expansión futura?

Si hay planes de expandir el negocio u operación en un futuro cercano, y esto requerirá más aire, será menos costoso comprar el compresor de aire más grande ahora, que comprar un segundo compresor en el futuro. De esta manera, ahorrarás dinero teniendo en cuenta la inflación y cómo puede impactar en el precio de un nuevo compresor a futuro.

Utilice todos estos consejos para explorar nuestra amplia variedad de compresores de aire y encontrar el que mejor se adapte a tus exigencias. Ofrecemos diversas marcas con años de trayectoria en el mercado y experiencia comprobada. Todos los Compresores cuentan con garantía oficial, repuestos, servicio técnico de calidad, y sus respectivos insumos.

(3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...